sábado, 15 de noviembre de 2014

Facebook: cambio de política de privacidad: datos bancarios

De Adrián Coutin

Las redes sociales se mueven en arenas movedizas. Su fortaleza, relacionar a millones de personas en cualquier lugar del mundo; su debilidad, la privacidad de lo que comentan, usan y buscan los integrantes de sus comunidades.


El pasado 11 de Noviembre el diario CincoDías nos informaba que Facebook introducía cambios en su política de privacidad. Estos cambios, muy sutiles para la mayoría de los usuarios de Facebook, permitirán el uso, por parte de esa empresa, de los datos relacionados con la localización y servicios disponibles en la zona donde se encuentra el usuario de Facebook, y el control de datos bancarios de aquellos que realicen compras o consuman servicios desde Facebook.

Este cambio de política se ajusta, de una forma u otra, al actual panorama de la búsqueda local y el acceso a los servicios que se encuentran próximos a los usuarios portadores de teléfonos móviles inteligentes. Un mercado en crecimiento tanto en Estados Unidos como en Europa y que muchas empresas tratan de ofrecer.

El incremento de la actividad en la compra desde los teléfonos móviles crece, o sea que ya sólo no enviamos mensajes y buscamos sino que compramos, o consumimos servicios, en la zona donde nos encontramos.

Y si Facebook va a ampliar estos servicios, valoran incorporar en los próximos meses un botón de compra de forma que el usuario no tenga que salir de la red social, es lógico que cambie su política de privacidad.

¿Dónde esta el problema? Facebook sabe la resistencia que ofrecen muchos usuarios a los cambios en política de privacidad, más si ahora se incluyen los datos bancarios.

¿Podrán estos cambios estancar o disminuir el número de usuarios de esa red social? Quizás pero también algo que afectaría al modelo de negocio, los usuarios de Facebook no comprarán desde sus servicios. Seguirán usando los servicios de Facebook más de carácter social y no comercial.

Pasar de un perfil social, de comunicación, entretenimiento a un modelo de negocio donde los gustos, preferencias y datos personales es el reto fundamental de las redes sociales. Un modelo donde se van reduciendo el potencial de consumidores desde una amplia base de participantes.

Veamos la en esta figura:

Una amplía base social y un reducido grupo de consumidores. Entre la base y el consumidor, la publicidad que puede ayudar en el camino de establecer un modelo de e-commerce con mayores ingresos.

En todo esto la privacidad y el uso de los datos que depositamos en la red. ¿se usan sólo para brindarnos mejores servicios? ¿Mejores para quién? ¿Quién decide lo mejor para nosotros?

Algo nos preocupa en este tema a muchos. En otro post dedicado a las técnicas para conocer lo que hacemos en redes sociales ya les comenté cómo se extraen datos importantes de nuestros perfiles y participación en redes sociales.

Los próximos meses serán decisivos para la consolidación del comercio electrónico sobre y desde Facebook. Ya lo iremos contando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada