viernes, 4 de octubre de 2013

Redes Sociales: Conocer a sus participantes

De Adrián Coutin

"Las palabras no caen en el olvido" reza el Talmud y no conformes con esto los investigadores buscan vías para procesar todo lo que comentamos en las redes sociales y caracterizarnos a través de nuestra participación en las mismas.

Un reciente estudio muestra avances en este sentido. Un grupo de investigadores han usando Facebook para conocer los diferentes tipos de personalidad utilizando las actualizaciones y preferencias en "Me gusta" de una muestra de integrantes de dicha red social.  Ver How Your Facebook Profile Reveals More About Your Personality Than You Know

Según esta investigación es posible conocer con un grado determinado de fiabilidad las diferencias de edades, género, y ciertas características de las personalidades de los participantes, permitiendo hacer predicciones sobre el perfil de cada uno de  los usuarios en la investigación.

A través de técnicas de cluster los investigadores organizaron los contenidos generados en los perfiles de los participantes generando correlaciones entre las palabras y su significado y uso social de las mismas, de manera que pueden clasificarse y asociarse a las variables que se estén evaluando de los usuarios.

Hasta aquí la esencia de la investigación que pueden consultar en el artículo que aparece enlazado al inicio de este post y que de seguro podrán disfrutar. Ahora lo que apetezco es hablarles de las consecuencias que esto nos trae como usuarios de redes sociales.

El acceso y clasificación a la información que compartimos vía redes sociales es el valor que pagamos por los servicios gratuitos de sus proveedores. En el mejor de los casos la publicidad  utilizará nuestros datos.

La estimación de tendencias en nuestro comportamiento puede ser utilizada para ayudarnos a tomar decisiones relacionadas con las compras, organizar las vacaciones, y un largo etcétera, donde podemos salir beneficiados.

El peor escenario sobre el uso de nuestra información es el tendencioso, el que busca manipular o clasificarnos con objetivos discriminatorios y de exclusión.

Siento un amor infinito por la ciencia y el conocimiento, de buena gana hubiera participado en un proyecto como el que aquí comento pero debo reconocer que siento preocupación por sus usos.

Y estoy de acuerdo en que las palabras no caen en el vacío, el problema es quién las juzga o las utiliza en su beneficio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada