domingo, 11 de marzo de 2012

SEO: Nuevo contenido en viejos sitios Web: ¿Funciona?

La lucha por acelerar el buen posicionamiento de las páginas Web en breve tiempo ha llevado a los especialistas en posicionamiento web a buscar alternativas que han puesto a prueba la calidad de los resultados orgánicos de los buscadores.

Técnicas como el incremento desproporcionar y masivo de enlaces hasta la compra de dominios viejos para colocar nuevo contenido han sido algunas de las aproximaciones que se han utilizado para lograr buen posicionamiento. Google y el resto de buscadores han seguido de cerca estos problemas y han lanzado soluciones algorítmicas que han frenado muchas de estas técnicas.

Las variables de tiempo de vida de un dominio y la cantidad de enlaces de calidad que apuntan a un dominio son altamente valoradas por Google. En la medida en que un dominio se consolida online, con contenido y enlaces de calidad, su valor como 'experto' se incrementa y llega a posicionar mejor que aquellos que son nuevos y sus contenidos apenas han logrado un número de enlaces relevantes.

Conociendo esta valoración de Google los expertos SEO buscaron la forma de alterar dicha valoración. ¿Cómo? Comprando dominios con buena valoración y buenos enlaces, modificandolos con el contenido a posicionar y lanzarse a la carrera del SEO con mejores ventajas.

Los expertos de calidad de Google detectaron dicha corriente desde mediados del 2005 y se pusieron manos a la obra utilizando las siguientes aproximaciones:

Cambios en el registro del dominio. Si hay compra y venta de un dominio debe quedar registrado y por ende ya tienen una primera pista.

Variaciones en la estructura del sitio Web. Obviamente si queremos posicionar nuevo contenido en el viejo sitio Web debemos cambiar sus páginas, nuevos contenidos, nuevas URL, nueva arquitectura  de información, nueva relación en los esquemas de organización y un largo etc.

Las variaciones temáticas son muy fáciles de detectar para un buscador como Google. La no correlación entre enlaces y los temas de las páginas Web son rápidamente detectables. Anular el valor de dichos enlaces es mucho más sencillo.

Como resultado de estas actualizaciones en los algoritmos de Google lo de comprar un dominio consolidado para 'colar' nuevo contenido con buen SEO comenzará a ser limitada.

He podido comprobar que aunque el dominio no cambie de titular y se mantenga relación temática, pero si se hacen modificaciones del sitio con la inclusión de nuevo contenido masivamente (con los consecuentes cambios estructurales) sólo se mantiene el buen posicionamiento asociado al nombre del dominio pero el resto del contenido comienza a competir desde cero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada