martes, 10 de agosto de 2010

Indización de páginas Web

De Adrián Coutin

Desde que comencé los trabajos relacionados con el tema SEO, posicionamiento web,  diversas teorías se manejaban acerca del cómo y cuándo los 'spiders' de los buscadores encontraban a un sitio Web, lo procesaban e introducian en sus índices. Les comento mis experiencias en ese tema.

La necesidad de un enlace

Entre el 2003 y el 2004 había amplio concenso en la comunidad SEO de la necesidad de enlaces en páginas Web ya indizadas por cualquier buscador para poder entrar a formar parte del selecto grupo de sitios Web procesados por aquellas versiones de buscadores.

Era común la recomendación del necesario enlace desde el Directorio Yahoo, desaparecido ya en el 2015, el cual no sólo garantizaba un enlace de buena reputación sino también poder introducir al menos una página de nuestra Web en el índice de Google.En aquel momento constituía ya un buen comienzo tener al menos una página indizada en este famoso buscador.

El incremento de los contenidos en la red, el avance tecnológico y la presión ejercida sobre los expertos en procesamiento de información en Internet trajo como resultado facilidades cada vez mayores para que los 'spiders' encontraran más y mejores contenidos.

Al mismo tiempo el buscador Google trabajo en nuevos filtros para evitar nuevas manipulaciones de sus resultados. Como resultado de este trabajo todos recordamos el comienzo del temible 'sandbox' que hizo provocar unos cuantos infartos en el personal dedicado al SEO y hasta gerentes de comercio electrónico.

Registro de dominios

Durante el 2005 y 2006 realicé varias pruebas para identificar las vías adicionales que, al menos Google, comenzaba a utilizar en aquel momento. Y comprobar que las bases de datos relacionadas con los registros de los dominios estaban siendo utilizadas por el buscador para procesar nuevos sitios Web fue  mi mejor resultado.

Esta utilización si bien garantiza una rápida indización el buscador nos puede generar diversos dolores de cabeza por, básicamente, descuido de los desarrolladores.

Y es que no siempre que te encuentren rápido los spiders significa que vas a ganar la batalla por un buen posicionamiento Web.

Si el sitio Web no está en plena forma los problemas de optimización se pueden complicar, y si a esto le sumamos que las Web se procesaron por Google cuando estaban en desarrollo  podemos llevarnos mas manos a la cabeza con toda seguridad.

A raíz de esta característica los webmasters y especialistas en posicionamiento web comenzaron a trabajar mucho más coordinados para evitar desastres en las tareas de optimización; porque es un verdadero desastre que una versión inacabada donde, por ejemplo,  se están probando diversos modelos de navegación o de organización de contenidos. Otro problema asociado a esto: que sean procesados dominios parqueados con nombres parecidos ubicados en el mismo webhosting donde se está procediendo al desarrollo de la versión que saldrá online.

La entrada de las redes sociales

El procesamiento por parte de los buscadores de los diversos contenidos publicados en redes sociales siembra las bases para una mayor posibilidad de procesamiento y re-procesamiento de páginas Web.

Si bien páginas Web listas con un óptimo SEO ganarán la ventaja de ser procesadas y/o re-procesadas rápidamente, no será así con aquellas que sin proponérselo comiencen a ser promovidas de forma indiscriminada en diversas redes sociales.

Google podrá sorprender con nuevas penalizaciones vinculadas a la sobre-optimización de sitios Web vía promoción en redes sociales.

Si es así o no lo veremos en los próximos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada